MODELADO DEL HUESO FRONTAL
Es un procedimiento de la CFF que varía desde un pulido del hueso frontal, hasta su remodelación quirúrgica.

En casos severos es necesario retirar por completo el hueso frontal y moldearlo a la forma y tamaño deseado, luego se coloca nuevamente en su posición definitiva, debiendo ser fijado mediante mini placas y micro tornillos de titanio u otro material, algunos reabsorbibles.

En otros casos pueden usarse materiales de relleno, implantes, o productos que asemejan al hueso, con la finalidad de redondear la frente plana, dándole asi un aspecto más femenino y por ende más delicado.

Otra alternativa para mejorar la forma y tamaño del hueso del seno frontal es realizar un fresado (pulido) hasta que quede delgado y así moldearlo a la forma deseada.

El tiempo del postoperatorio y potenciales complicaciones variaran según el método utilizado, pero en la generalidad de los casos la recuperación es en 2 a 6 semanas y siempre se indican analgésicos y antibióticos.

En todos los casos se realiza anestesia general y la complicación más frecuente si bien no habitual es la hinchazón y el hematoma.


volver